Voluntarios/as 2019


¡HOLA A TOD@S!

Soy Serena Montuori vengo de Nocera Superiore, una ciudad del sur de Italia cerca de Salerno. Soy estudiante de Administración de empresas y Economía por la Universidad de Nápoles. En mi vida he tenido muchos empleos porque me gusta experimentar cosas nuevas y me encanta estar rodeada de gente por eso he sido miembro de muchos asociaciones medioambientales y culturales. Me encantan los niños, por eso he trabajado come educadora en un centro comunitario de mi ciudad. DICEN DE MÍ que soy una chica alegra, extravagante y lunática. DIGO DE MÍ que soy una soñadora.  DESEARÍA PODER SER una chica de los años ’70 que vaga por el mundo en un KOMBI con un único destino: ¡WOODSTOCK! He elegido este proyecto porque representa para mí una oportunidad de desarrollo personal y profesional y sobre todo para poder compartir mi experiencia con otras personas jóvenes y permitir a ellos de conocer los beneficios de los intercambios culturales. …¡Entonces KOMBI te estoy esperando!

CIAO A TUTTI!

Soy Maria Chiara, tengo 26 años y vengo de Nápoles. Después de una experiencia de voluntariado con niños de contextos vulnerables en mi ciudad, y de haber participado a intercambios interculturales a Irlanda y Costa Rica, he decidido optar por una licenciatura en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Esta carrera me ha gustado mucho porque me ha permitido combinar mis intereses; por la misma razón, he decidido continuar mis estudios en Londres con un Master en Políticas Sociales y Desarrollo. Gracias a esta oportunidad académica, y a unas experiencias de practica en unas ONGS ingleses, he podido ampliar mi conocimiento y pasión por el sector del social y por la realidad internacional. Por el mismo motivo me encuentro ahora aquí en Valencia participando a este proyecto finalizado a promocionar la participación y la ciudadanía europea entre los jóvenes. Siendo yo misma una joven que ha aprovechado de muchas experiencias por jóvenes europeos, se bien cuantos beneficios pueden llevar. Por esto creo que es muy importante promover estas oportunidades entre los jóvenes, para que las conozcan y puedan aprovechar de estas ocasiones únicas, asumiendo así también conciencia de la importancia de ser ciudadanos europeos.

¡Hola chic@s!

Soy Antonella, tengo 27 años y vengo de Nova Siri un pequeño pueblo de Basilicata (¡sí, existe!). Me gradué en trabajo social en el 2014 y luego me especialicé en mediación familiar y de los conflictos interpersonales. En Italia he trabajado como trabajadora social en un centro SPRAR (Sistema de protección internacional de los Solicitantes de Asilo) dedicado a la realización de un proyecto particular para la integración social y sanitaria: como trabajadora social de profesión y mediadora familiar por pasión siempre he apoyado los “nuevos comienzos”. Hace dos años me acerqué al mundo náutico y me convertí en una instructora de vela, una pasión que me permitió trabajar con los niños en un “campamento escolar”.Me junté al proyecto “GEIM” porque me considero una persona muy emprendedora: amo viajar, conocer nuevas culturas y creo firmemente en el poder de la libre circulación de los ciudadanos europeos y…también de los extraeuropeos (¡pero esa es otra cuestión!).  Dicen de mi que soy terca, solar, empática y dedicada por eso muchas veces me gusta definirme como «la que me creen». De todo modo dentro de unos años me veo vivir en un velero a la Kate Reed en “Fairly Legal”.

¿Mi mantra de vida?: “si te sucede algo bueno viaja para celebrar, si te sucede algo malo viaja para olvidar, si nada te sucede viaja para que la vida te sorprenda”.